Orrialde:El imposible vencido (1853).pdf/18

Orri hau berrikusi gabe dago


Aprobacion del doctor D. José de Larumbe, Colegial del Viejo de S. Bartholomé el mayor de la Universidad de Salamanca, del Gremio y Claustro de la Universidad, y su Catedrático de regencia de Artes, Canónigo Magistral de la S. Iglesia de Ciudad Rodrigo, y al presente Canónigo Lectoral de la Santa Iglesia de Salamanca.

Por comision de los señores doctores D. Juan Antonio de Oruña Calderon, doctoral de esta Santa Iglesia, del gremio y claustro de esta universidad y catedrático en ella, y D. Francisco Santos Bullon, penitenciario de dicha Santa Iglesia, gobernadores, provisores y vicaios generales de este obispado, Sede vacante; he visto el libro intituladoEl imposible vencido y Arte de la lengua Bascongada, que quiere dar á luz el R.P. Manuel de Larramendi, maestro de teologia en su real colegio de la Compañia de Jesus de esta ciudad; y como yo, aunque práctico en la lengua, era uno de los muchos que juzgábamos por imposible la empresa, viéndola ahora practicada con acierto y con primor, confieso que la obra se merece bien el título, y que sabe vencer imposibles el singular ingenio de su autor, cuyo segundo acierto es consagrar en obsequio de la tierra en que nació los primeros frutos de sus estudios, siendo los que aplicó á esta idea de muy breves ratos, que pudo usurpar á mas altas tareas; pues en la cátedra de teologia, que años ha regenta y en el púlpito, á que le precisan sus talentos y los molestos encargos en las funciones mas plausibles, ha sabido merecerse universales aplausos de este teatro tan sábio y crítico: porque son tan sobresalientes sus prendas para uno y otro ministerio, que solo deja la duda, si en alguno se excede á sí mismo. En Salamanca en solo el nombre del autor se lleva su aprobacion el libro; en otras partes, el libro acreditará á su autor de mas que sábio; pues sabe dar á luz en arte una lengua con tal órden, reglas, claridad y distincion, cual no logran otras muy preciadas de cultas, y tenidas por arregladas, despues de haber cansado muchas prensas en sus artes y gastado siglos en su pulimento. Mucho debe el Rmo. Larramendi á la Cantabria, que le dió tan singulares prendas de igualdad de sentidos y potencias sumamente perspicaes; pero mas le debe su misma provincia, haciendo demostracion de que no solo lleva sugetos habilisimos para las letras, armas, gobierno y marina, como confiesan todos, sino que su lengua es tan culta, ordenada, copiosa y armónica como la mas perfecta; y no hallando en el Arte cosa que desdiga de la ´fé y buenas costumbres, lo juzgo muy digno de que se dé á la estampa, sal meliori, etc.


Doctor D. José de Larumbe.