Orrialde:El imposible vencido (1853).pdf/21

Orri hau berrikusi gabe dago






PROLOGO.


Hasta ahora ban tenido por imposible reducir á método y reglas el bascuence, no solo los ignorantes, sino tambien los doctos, no solo los estraños, sino tambien los propios, y aun el dia de hoy hay mil incrdúlos que jozgan que Artey del bascuence son términos implicatorios, mas que los del hircocervo. Semejantes engaños son comunisimos en otras materias. Unos quieren que sea imposible lo que aborrecen y no pueden ver; otros ciñen deniasiado los límites de lo posible, midiéndolos con su corto alcance: otros en fin llaman imposible á lo que pide aplicacion, estudio y trabajo. Pero en este particular del bascuence ya es preciso que unos moderen su voluntad, que otros condenen su corto alcance, y que otros en el estudio laborioso reconozcan una especie de omnipotencia. Labor improbus tmnia vincit: pues de cualquiera de aquellas fuentes que haya nacido la persuasion de ser el arte del bascuence un gran inposible, se convence con el hecho mismo de muy falsa; y por otra parte queda descubierta la oportunidad del titulo, que pudiera aparecer arrogante. Si llaman imposible á una gran dificultad, la confieso desde luego, y que sobre lo dificil que es disponer arte de cualquiera lengua, en la nuestra, por lo singular de su artificio y por no estar sendereado el camino, son tan de bulto las dificultades y embarazos, que no me admiro que cuantos en algun tiempo tuvieron pensamiento de componer arte de ella, aterrados desistiesen de la empresa. No he tenido guia que va-